sábado, 27 de marzo de 2010

6.-ESCUCHAR PARA DIALOGAR

Para escuchar a los demás por encima del ruido externo. Si queremos que nuestras alumnas y alumnos aprendan a escuchar para dialogar, deberemos procurar que nuestras clases tengan una estructura dialógica y para ellos tendremos que comenzar por predicar con el ejemplo y evitar en lo posible que las clases sean simplemente un monólogo.
La argumentación, entendida como la articulación de intervenciones dentro de un discurso con la intención de convencer a los otros sobre un punto de vista propio, implica la existencia de otras perspectivas sobre ese mismo tema. Argumentar es presentar una postura personal teniendo en cuenta que existen otras opiniones diferentes a las propias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada